Universidad de Chile | FCFM

Entrevista a Fernando Maccioni: “Es lejos más importante armar un equipo de trabajo motivado, que tener resuelto todos los problemas técnicos de producción”

Fernando es un egresado con una trayectoria laboral destacada, y que ha logrado equilibrar familia, deportes y trabajo. Hoy ama los paseos al aire libre, la pesca, la natación y las carreras de autos. A sus 59 años incluso utiliza su escaso tiempo libre para ayudar con un prototipo de ventilación mecánica en medio de la pandemia. Acá nos cuenta mayores detalles de su vida y trayectoria.

 

¿Cómo ha sido su trayectoria académica y laboral? ¿Nunca le llamó la atención la docencia?

 Estudié en el Colegio Saint Gaspar en Santiago de Chile y estuve de intercambio en 3ero medio en el Paul Blazer High School en EEUU, en 1976. En 1980 entré a la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile , eligiendo a la Ingeniería Civil Mecánica como mi pasión, titulándome con la memoria denominada “Recuperación de piezas de acero hadfield por soldadura”. Una vez titulado comencé a trabajar en forma independiente, me casé con Sonia Massai, hoy tenemos 31 años de casados, dos hijos de 29 y 30 años.

Mientras estudiaba en la Escuela fui ayudante de siete ramos, y profesor auxiliar de 3 ramos, me gustaba la docencia, pero seguí otro rumbo que no me dejó tiempo para hacer carrera académica o docente.

 

Usted ha tenido la experiencia como emprendedor y cómo dependiente ¿Qué nos puede compartir de ambos mundos?

Tan pronto me titule comencé a gestionar mi taller, quería hacer innovación, quería resolver problemas productivos de la industria. Pienso que me fue bien en eso, todos los meses estábamos haciendo máquinas de desarrollo, era muy motivante en lo técnico, era entretenido hacer la puesta en marcha, pero era desgastante hacer la cobranza (en esa época no había ni factoring) y a la vez mantener una empresa funcionando con todos los problemas propios de un emprendimiento “pobre”. Fueron 10 años de emprendedor.

 

En un momento se presentó la oportunidad de tomar la Gerencia de Producción de una gran empresa, acepté el desafío, pensando que podía mantener el taller de maestranza funcionando, pero no fue así. Luego vendí el taller.

 

Desde entonces he sido empleado dependiente, pienso que mi paso por el emprendimiento me dio un bagaje y conocimiento de las leyes, de cómo hacer empresa, de cómo se hace la organización y muy importante cual es la visión del empleador, que es lo que necesita el empleador de sus empleados, etc.

 

Trabajando como gerente me di cuenta que había muchas otras cosas más importantes que el dominio de la parte técnica de los procesos. Es lejos más importante armar un equipo de trabajo motivado, que tener resuelto todos los problemas técnicos de producción. Es divertido, cuando salí de la escuela, para armar equipo, hubiese elegido solo ingenieros Mecánicos, al poco andar comencé a elegir personas distintas, con estudios en otras áreas y puntos de vista diferentes, diversas edades y posturas ante la vida, de distinto sexo, etc. El buen líder debe ser capaz de sacar lo mejor de cada persona del equipo, y además es responsable por su desarrollo profesional.

 

Pienso que tanto emprendedor como dependiente, cada uno tiene de dulce y de agraz. Un sueldo a fin de mes y el “código del trabajo” entregan una cierta estabilidad, esto permite desarrollar a la persona desde lo profesional y desde lo humano, es más fácil alcanzar el equilibrio, entre trabajo, vida familiar, vida espiritual y esparcimiento.

 

Como emprendedor de micro empresa, hay que estar en todas, es muy desgastante. Cuando el negocio va bien la retribución es grande. Cuando el negocio va mal, es difícil alcanzar el equilibrio entre lo laboral y lo humano. Ese es el verdadero desafío del emprendedor, llegar al equilibrio como persona.

 

¿Por qué eligió Ingeniería Civil Mecánica?

Desde chico que me apasionaban los mecanismos, y todo tipo de máquinas. Me encantaban los automóviles y las embarcaciones. En los últimos años he reconstruido automóviles antiguos. Mi chiche es un fiat 128 iava año 1977 que utilizo para carreras de autos históricos.

 

Trabajé como empresario independiente desde 1988 hasta 1997. Fundé un taller de fabricación de maquinaria de proceso y repuestos industriales. Atendía a las empresas aportando soluciones a los procesos productivos utilizando máquinas y mecanismos que nosotros mismos fabricábamos.

 

A fines de 1997 fui invitado a trabajar como Gerente de producción a la planta de embalajes de la Dole, en Los Ángeles VIII Región. Trabajé 5 años en ese cargo.

 

En 2002 me cambie a Promasa / Woodgrain, como Sub Gerente de Procesos Industriales.

En 2009 me cambie a Forestal Bagaro como Gerente de Proyecto, a cargo de la expansión de la planta industrial y las operaciones.

En 2012 Entré a Bechtel Chile como Ingeniero Senior para proyectos del HUB de Escondida.

En 2013 Entré a Minera Esperanza como Jefe de Ingeniería para proyectos del Muelle y del SIAM (Sistema de Impulsion de Agua de Mar)

En 2017 entre a AMSA para proyecto INCO como Leader de Disciplina.

 

¿Por qué decidiste estudiar en la Universidad de Chile  y cómo fue tu paso por las aulas de Beauchef? ¿Alguna historia entretenida que contar?

Tenía tres buenas razones para estudiar en la Universidad de Chile.

i.-En mi casa de joven éramos todos Chunchos ¡!

ii.- Mi padre abogado de la Universidad de Chile

iii.- Mi hermano mayor estudiaba Ingeniería Civil en Beauchef.

 

Me decidí por Ingeniería Civil  Mecánica en la Universidad de Chile porque sentí que Dios me había dado capacidades que debían ser potenciadas con una carrera de mayor nivel teórico y analítico, pienso que en un principio lo hubiese pasado mejor entrando directo en los fierros, pero al poco andar me convencí que había tomado una buena decisión porque para aportar en el trabajo se requiere entender los temas en profundidad, en la raíz, cosa que no se aprecia al ver los temas sólo desde el punto de vista técnico.

 

Anécdota. En la semana mechona me eligieron de rey feo (toda la razón), participe en las competencias acuáticas en la piscina del estadio nacional, donde gane la competencia final de natación. Al año siguiente estaba en el equipo organizador de las competencias de la semana mechona, apoyando a los nuevos mechones. Por su puesto que volvimos a ganar!

 

Conflicto social y Coronavirus ¿Cómo le han afectado estos dos eventos externos? ¿Qué medidas ha tenido que tomar?

 Ambos eventos me han afectado en forma importante en lo psicológico. Soy crítico de la forma cómo se hace política de Chile y la forma en cómo hemos llegado a este nivel de intolerancia, falta de respeto y recriminación de todos los sectores.

 

Esta pandemia que estamos viviendo casi hace un “reset” en toda nuestra forma de vida, desde quedarse en casa tele-trabajando, hasta el grado de preocupación que tenemos por nuestros seres queridos, o la posibilidad de perder el trabajo. Sin duda que estamos viviendo una etapa de cambios profundos a nivel global. Pienso que hoy más que nunca lo único permanentes es el cambio, por lo tanto, hay que prepararse para estar cambiando¡! Lo difícil es cómo? Pienso que actitud positiva visualizando las oportunidades que nos traen los cambios.

 

¿Cómo surge la invención del respirador mecánico? ¿Cuál es la historia, contexto, interés? ¿Qué especificaciones técnicas tiene? ¿Cómo se va a probar? Se supone que los ventiladores profesionales tienen modos de operación ¿El artefacto creado tendrá esas especificaciones o solo un modo de uso?

 El prototipo de respirador mecánico que construimos es la respuesta consiente a la acción que necesitamos para sobrevivir como sociedad. Pienso que ésta es una oportunidad para darnos cuenta que ya está bueno de individualismo y de oportunismo para sacar algún provecho. Debemos  cambiar el switch hacia el fair play ¡ Debemos hacer que nuestra sociedad sea reconocida como de colaboración mutua, en la consciencia de unidad. Vamos a salir mejor parados de esta crisis cuidándonos entre vecinos. En ese contexto, me invitó a trabajar mi amigo Jose Rojas Ing. Metalúrgico de la U. Federico Santa Maria, Jose ha hecho muchas innovaciones en el ámbito de la construcción, le faltaba un colaborador con más experiencia en máquinas. Conversamos, definimos lo que debería ser el criterio de diseño, recibimos información de los parámetros médicos que debía cumplir el respirador. Nos pusimos a diseñar y resultó un respirador con las siguientes características, pensado en tratamientos de complejidad intermedia como apoyo en la respiración con enriquecimiento de oxígeno.

 

– La energía que utiliza es sólo neumática, como aire a presión. Se conecta directo a la red de aire comprimido del hospital.

– Dado que en Chile nuestra industria manufacturera se encuentra deprimida, se requiere que todos los componentes sean de línea y estén presentes en Chile. Intentamos NO utilizar motores eléctricos de ningún tipo, ni tarjetas electrónicas de control.

– Todo el control del respirador sería análogo neumático.

– Permite regular frecuencia respiratoria, tiempo de inhalación, tiempo de exhalación, presión de compresión al enfermo, volumen de aire/oxígeno a insuflar, porcentaje de oxígeno desde 21 hasta 100%.

– Que fuera de rápida certificación y fabricación, bajo costo.

 

Dado que se requiere de una certificación rápida partimos de la utilización de un dispositivo ampliamente utilizado en medicina para re-animación y emergencia, la bolsa marca AMBU, de esta manera el problema de ingeniería se focalizaba en “motorizar un AMBU”.

 

Para cumplir con todo lo dicho anteriormente, el diseño resultó en un circuito neumático compuesto por un cilindro neumático, una válvula direccional 5/2 de accionamiento neumático bi-estable, dos válvulas de señal neumática tipo 3/2, un filtro regulador y una válvula de corte neumática.

 

El cilindro neumático dispone de una leva que actúa las válvulas de fin de carrera, tanto en la subida como en la bajada, así describiendo un movimiento alternativo. El cilindro neumático dispone de una placa curva que comprime la bolsa AMBU, la bolsa AMBU insufla aire / oxigeno hacia la máscara del enfermo. El dispositivo AMBU dispone una bolsa de succión un conector para oxigeno puro, de esta forma la bolsa se llena de oxigeno puro en la etapa de exhalación del enfermo, luego en la etapa de inhalación el oxígeno de la bolsa pasa al enfermo en una cierta proporción definida por la presión de la red de oxígeno.

 

La regulación de volumen insuflado se logra ajustando la carrera del cilindro neumático mediante los fines de carrera, la frecuencia respiratoria se ajusta abriendo y cerrando las válvulas de vaciado de las cámaras del cilindro neumático. La presión máxima que recibirá el paciente se ajusta cambiando un contrapeso en la parte superior de la bolsa AMBU.

 

Con mi amigo José Rojas quedamos en comenzar los tramites de patente, básicamente para que eventuales terceros no interfieran en la producción de este sencillo respirador mecánico. Nuestra idea es dejar el diseño liberado para que cualquiera que desee lo pueda fabricar y usar, Hay conversaciones con la Cámara de Comercio de Santiago para que alguno de sus socios complete el desarrollo y eventualmente lo fabrique y comercialice.

 

¿Cuál sería su mensaje a los estudiantes de ingeniería mecánica hoy?

 Que hagan buenos estudios, que se preocupen de aprender más que de pasar los ramos.

 

Que busquen la forma de “vivir la ingeniería”, que además es la forma en que se aprende para no olvidar.

 

 

 Por Ninoska Leiva

rolex copy gucci super copy louis vuitton wallet copy super brand copy brand bags super copy ץ super copy brand copy brand copy brand copy louis vuitton bags super copy hermessupercopy brand watch copy louis vuitton wallet super copy brand super copy gucci wallet copy brand super copy brand super copy brand super copy brand copy brand copy brand copy brand copy hermes copy wallet copy brand watch