Entrevista a Raquel Valdés, secretaria de Dirección del DIMEC

162
Raquel Valdés es la actual secretaria de Dirección del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Chile (DIMEC U. Chile).  Está casada y es madre de dos hijos: Loreto, tecnóloga médica y Cristóbal, ingeniero en sonido. En noviembre del año pasado, en el marco de la conmemoración del aniversario 178 de la Universidad de Chile, fue reconocida por sus 40 años de servicio en la institución.  

 

Raquel comenzó a trabajar en los años 80 en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile. Su camino por esta institución se inició en la Biblioteca Central, luego continuó en la Biblioteca del Departamento de Ingeniería Mecánica ( DIMEC). Es en este último lugar donde se desempeñaría por más de 20 años, cumpliendo distintos roles. Fue cerca de una década que ejerció como Secretaria Docente y hoy lleva 10 años en el cargo de Secretaria de Dirección del DIMEC.

A lo largo de todos estos años, Raquel ha visto pasar a muchas generaciones de ingenieros e ingenieras civiles mecánicas, convirtiéndose en un pilar fundamental en la memoria de nuestro Departamento.

En la siguiente entrevista, te invitamos a conocer parte de la trayectoria de nuestra secretaria de Dirección: Raquel Valdés.

¿Cómo llegó a la Universidad de Chile?

Estaba haciendo una práctica en la biblioteca del ODEPLAN, hoy Ministerio de Desarrollo Social.  Allí conocí a Rosario Silva, una bibliotecaria que también formó parte del DIMEC durante unos años, y que en ese entonces estaba haciendo un reemplazo de una bibliotecaria que estaba con licencia maternal.  Se dio la coincidencia que estaban necesitando una persona para trabajar en Biblioteca Central de la FCFM y ella (Rosario) fue quien me recomendó luego de que finalicé mi práctica.  Así comencé mi camino en la Facultad, haciendo labores de secretaria y de atención al público.

Raquel Valdés ( esquina derecha) junto a sus compañeros de la Biblioteca Central.

En aquella época la Biblioteca Central estaba donde mismo está ahora, pero después se cambió al edificio de computación, en el tercer piso de Beauchef 851, y allí estuvimos varios años y luego postulé a la biblioteca del DIMEC U. Chile, donde estuve varios años atendiendo a los estudiantes y profesores, junto a la bibliotecaria Marcia Hennicke, una excelente persona, de quien tengo muy lindos recuerdos.

Posteriormente, en los años 90, se abrió un cupo para secretaria docente; en esa época el jefe docente era el profesor Marco Antonio Béjar, que ya no es parte del DIMEC, pero a quien recuerdo con mucho cariño.

¿Cómo fue tu experiencia como Secretaria Docente?

Me gustó mucho más que mis trabajos anteriores porque tenía más contacto con los estudiantes. Es un trabajo muy dinámico y en el que hay que ir cumpliendo con las actividades de acuerdo a las fechas programadas en el calendario académico. Antes era más complicado que ahora, porque había un computador “con letras verdes” y yo empecé a digitalizar algunos documentos para no tener tanto papel. En esos años el DIMEC estaba ubicado en el quinto piso de la Torre Central. Es un cargo en el que se trabaja de manera autónoma y en algunos períodos bajo harta presión. Luego de una década como secretaria docente, postulé al cargo de secretaria de dirección, el que ejerzo actualmente. El Director del Departamento en esa época era el profesor Ramón Frederick, a quien aprovecho para agradecer por darme la oportunidad y la confianza que depositó en mi cuando fui su secretaria.

¿Qué ha sido lo más gratificante de su paso por el DIMEC?

De izquierda a derecha: Raquel Valdés, Gladys Leiva, Soledad Morales y Daniela Estay, secretarias del DIMEC, año 2010.

En el DIMEC yo lo he pasado bien. Tuve la oportunidad de participar en diferentes talleres y por eso les recomiendo a las futuras generaciones que hagan actividades extra laborales porque hace muy bien para distraerse y también trabajar en el autoconocimiento. Eso se agradece. Ha sido muy gratificante y enriquecedor.

También, pertenecí al grupo de folclore de la FCFM. Cuando tenía mis hijos chicos ensayábamos a la hora de almuerzo y eso permitía que nosotros pudiésemos participar de esta actividad extra laboral. En este grupo de folclore conocí a una de mis grandes amigas de la Facultad, Gilda Morales, actualmente secretaria del Departamento de Física de la FCFM.

Presentación de bailes pascuenses del grupo de Folclore FCFM “Tricahue”, agrupación dirigida en ese tiempo por un egresado del DIMEC, Patricio Vergara, a la que perteneció Raquel Valdés por más de 20 años.

¿Lo más difícil?

Yo diría que fue cuando comencé a desempeñarme en el cargo de Secretaria Docente. Fue un poco difícil porque no tenía a quien preguntarle. Fui aprendiendo sobre la marcha y eso me costó al principio.

PANDEMIA

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar de forma remota?

Ha sido difícil porque tengo un computador en que no tengo toda la información que manejo en la oficina, entonces tuve que aprender a utilizar otro sistema operativo. Siempre me tocan desafíos, pero los logro hacer. Además de compatibilizar las cosas del trabajo y de la casa, pero me he organizado bien.

 

¿Qué ha extrañado de trabajar en forma presencial?

Raquel Valdés junto a sus amigas de Biodanza.

A las compañeras de trabajo, porque no es lo mismo a distancia, no se logra la misma comunicación. Ese tipo de cosas se extraña mucho… Pero por otro lado me ha servido como adaptación para irme preparando a vivir una nueva etapa ya que durante este año me acogeré a retiro por jubilación y también me iré a vivir a la ciudad de mis orígenes en la zona de Sagrada Familia, Curicó, en donde pretendo dedicarme a hacer terapias complementarias como son: Reiki, Flores de Bach, Meditación entre otros sistemas para los que me he capacitado durante varios años dentro y fuera de la Universidad.

 

Por Comunicaciones DIMEC